martes, 26 de enero de 2010

EL TRIUNFO DEL TEXTO




Con una mezcla llamativa en el reparto de papeles, la "Fedra" de José Carlos Plaza pasó el pasado fin de semana por las tablas del teatro "Cervantes" en la capital de la Costa del Sol. Los que tuvimos la ocasión de poder verla, pudimos comprobar que esa combinación entre Ana Belén y Fran Perea no sigue siendo muy creíble y la tragedia griega quedó más en la historia que en los personajes.

Desde mi punto de vista, a Ana Belén le faltó fuerza en muchos de los pasajes, con una interpretación en la que exageraba en movimientos y gestos. Algo parecido le ocurre al joven Hipólito, representado por el malagueño Fran Perea, preocupándose más por posados al estilo de la pintura griega que en manifestar su angustia ante las vivencias de la obra.
En "Fedra" el amor es el protagonista, y como gran pasión humana que es, no quedó muy bien parado por sus interlocutores. La muerte, sin embargo, quedó plasmada desde el principio de forma excelente, con una angustia que recorría todos los personajes y que se hacía un hueco importante en el papel de Enona, representado muy acertadamente por Alica Hermida.
El rey de Atenas, Teseo; por su parte, aparece de forma muy desdibujada en la obra; acercándose más a un personaje cansado y derrotado que al gran héroe griego que nos tiene acostumbada la literatura de todos los tiempos.

De la puesta en escena destaca la sencillez y una iluminación acorde con el texto, donde se juega con las sombras y la dramatización del ambiente; un escenario sencillo para darle importancia a los actores y su palabra. Palabras venidas de un texto que, para mí, fue el que realmente triunfa en la obra. Un texto del que nace diálogos y parlamentos muy propios de la tragedia, con una buen equilibrio entre el texto original y la adaptación; cercano y accesible al público que favorece llevar un buen ritmo de la obra y su seguimiento hasta el final.

Juan Mayorga, responsable de ese texto, no salió al final de la obra como los actores y actrices, para que el público reconozca su trabajo; pero mi mejor aplauso se lo lleva él.

1 comentario:

acontre dijo...

Desconocía la obra, asi que no tengo elementos para enjuiciar el retrato de los personajes. El tema me pareció interesante aunque algunas partes se me hicieron largas.

Ana Belén y Fran Perea no están mal (y eso sorprende de Fran), pero para mi gusto destacan Chema Muñoz (Teseo) y Alicia Hermida. Los dos actores más mayores de la obra conseguían que al intervenir ellos volviera a interesarme por la historia.

Aunque pasé el finde metido en la cama pachucho, mereció la pena ir un rato al Cervantes a ver esta obra.