sábado, 7 de febrero de 2009

INOCENCIA



Se quedó perplejo al ver este inmaculado lugar. Por sus mejillas morenas corrieron entonces inocentes lágrimas. Se dió cuenta donde estaba, sin que nadie le explicara nada. Quisieron darle la bienvenida con un hermoso cántico, pero cerró los ojos y echó a correr sin rumbo cierto.
Nunca pensó que fuese tan triste estar en el cielo...

3 comentarios:

acontre dijo...

He buscado en google este texto, y la primera entrada que aparece es... "tu blog", asi que entiendo que este texto lo firmas tú. ¿No?

Palmira dijo...

Vaya...y el dibujo es precioso? de donde lo sacaste?

Juan Ruiz dijo...

Pues si, este microrrelato es de cosecha propia, aunque tiene ya algun tiempo. Bueno, solo espero que os guste, ya ire publicando algunos mas. El dibujo?? Rebuscando por ahi!
Saludos!